lunes, 24 de agosto de 2009

BOLO YEUNG


Bolo Yeung, cuyo verdadero nombre es Yang Sze (Yang Tse), nació en los suburbios de Guangzhou (Cantón), China; el 3 de julio de 1938. En su infancia, estudió bajo la tutela de varios maestros de Kung Fu, aprendió a realizar acrobacias y en su adolescencia, exactamente a los 16 años comenzó a entrenar con pesas. El entrenamiento en pesas le venía bien, ya que debido a su buena genética adquiría masa muscular rápidamente, además aumentaba su fuerza física y potencia destructora. Su infancia y adolescencia no fueron fáciles ya que crecer en un suburbio significaba estar expuesto a la violencia y el crimen, este tipo de vida lo hizo más fuerte; sobretodo internamente. Bolo nunca fue partidario del uso de la fuerza para resolver problemas pero en más de una ocasión tuvo que defenderse, quizás ese ambiente violento lo impulsó a aprender Artes Marciales y cultivar su físico. En la década del 60, se convirtió en campeón de levantamiento de pesas de China. Para escapar del comunismo y buscar oportunidades mejores, Yeung nadó desde China a Hong Kong y comenzó a enseñar físico culturismo. Su físico y fama como campeón de levantamiento de pesas le garantizó una buena cantidad de alumnos que deseaban ser como él. Poco después, ingresó al mundo del cine, gracias a su físico impresionante, que le permitió adquirir papeles de villano en varias producciones de la época. Simultáneamente, desarrollaba sus habilidades marciales. En 1970, Bolo Yeung ganó el título de "Mr. Hong Kong" en culturismo, lo que le dio una mayor notoriedad en el mundo del cine, los productores se fijaron más en él y le comenzaron a llegar más propuestas de trabajo. El productor Run Run Shaw de Shaw Brothers, descubrió a Bolo en un gimnasio e impresionado por su físico le dió un papel secundario en el film The Heroic Ones (1970), de Chang Cheh. El productor Run Run Shaw era de los más famosos y aclamados de Hong Kong, por lo que trabajar para él era un honor y una gran oportunidad para cualquier actor. En 1971 es consagrado con el título de Mr. Hong Kong de culturismo, y participa en papeles menores como luchador callejero y extra en algunas producciones poco conocidas en occidente. En 1973, Yeung fue elegido por Bruce Lee para interpretar a "Bolo", un luchador destacado, guardaespaldas del mafioso narcotraficante Han (Shih Kien). Shih Kien fue elegido como el villano principal debido a su larga trayectoria como actor y extensa experiencia en Artes Marciales. La película era Enter the Dragon, actualmente un clásico del cine de Artes Marciales y la obra póstuma de Bruce Lee. Lamentablemente, en Enter the Dragon no se da un enfrentamiento entre Bruce Lee y Bolo Yeung, por cuestiones del guión. En Enter the Dragon, Bolo se enfrenta a John Saxon, que había aprendido algo de Taekwondo para la película pero no estaba a la altura de Bolo, y la escena de Saxon combatiendo es poco creíble. A pesar de ser un buen actor, Saxon no pudo hacer bien su papel de artista marcial, sus movimientos eran torpes y en pantalla se podía ver que era imposible que pudiera derrotar a Bolo. Si bien Han era el señor de la droga y tiene un combate final contra Bruce Lee muy intenso y dramático, el único error del director fue no permitir que Bolo Yeung se enfrentara a Bruce Lee. Durante la grabación de la película, Bruce y Bolo se hicieron amigos y pasaron varias horas entrenando e intercambiando conocimientos de Kung Fu. Existen muchas anécdotas de la filmación de Enter the Dragon, de las veces que Bruce Lee fue desafiado por extras de la película, la turbulenta relación que mantenía Bruce Lee con Bob Wall con quien tiene un combate en la película, donde se dice que el contacto era excesivo y causó varios problemas entre ellos. Se dice que, Bruce tenía planeado incluir a Bolo en su próxima película (Game of Death), ya que había quedado impresionado por la actitud y presencia de Bolo en la pantalla. En Game of Death, Bruce se enfrentaría a varios expertos en Artes Marciales en distintos pisos de una torre, Bolo sería uno de ellos. Además, Bruce Lee y Bolo Yeung participaron de anuncios de la época, por lo que se tomaron varias fotos de ellos juntos simulando combates. Las fotos en su mayoría, muestran el contraste que hay entre el enorme físico y fuerza de Bolo y la musculatura definida y fibrosa de Bruce Lee, ejecutando técnicas marciales. En el mismo año, Bolo protagoniza su primer film, Chinese Hércules que pasó sin pena ni gloria por los cines, mientras que en 1974 vuelve a sus papeles habituales en Thunder Kick y Super Kung Fu Kid. Todos títulos de bajo presupuesto, se basaban enteramente en su impresionante físico con guiones mediocres pero que le sirvieron para adquirir experiencia como a la mayoría de los actores. En 1975 participa en dos películas más, Hong Kong Superman y All Men Are Brothers. Ambas con relativo éxito en Asia pero prácticamente desconocidas en occidente. En 1979, Bolo debuta como director con el film Writing Kung Fu, una obra de Kung Fu clásico con grandes expertos en Artes Marciales de Hong Kong, en 1980 escribe, dirige y produce el film Bolo, donde muestra al público las coreografías marciales que Jason Pai Piao diseñó expresamente para él, aparte de mostrar su entrenamiento físico y marcial. Es una autobiografía que muestra los sacrificios y dificultades por los que tuvo que pasar en su vida. La experiencia de Bolo en las Artes Marciales, no se limita a un solo Estilo de Kung Fu, entrenó también Karate Shotokan, Hung Gar, etc., pero su preferido es el Tai Chi, Estilo Yang. Quizás resulte contradictorio que alguien con el físico de Bolo Yeung entrene Tai Chi, es más fácil imaginarlo combatiendo a pleno contacto, usando la fuerza bruta. Sin embargo, Bolo conoce los beneficios internos y externos del Tai Chi, además sabe que la fuerza se va perdiendo con los años y lo que prevalece es la técnica. Cuando entrenaba Karate Shotokan participó de varios torneos, ganando varios de ellos y adquiriendo experiencia que después pudo plasmar en la gran pantalla. Después de la muerte de Bruce Lee, Bolo participó en varias películas protagonizadas por clones de Bruce Lee, como por ejemplo Bruce Le (Huang Kin Lung), películas que trataban de emular el éxito de taquilla de las producciones de Bruce Lee. Con ausencia de guiones, imitadores que copiaban los gestos, movimientos y hasta los gritos de combate de Bruce Lee, pero que no contaban con el carisma ni el talento del pequeño Dragón. En Hong Kong buscaban un nuevo Bruce Lee, pero sus imitadores desaparecieron con la misma rapidez con la que surgieron, de esa época solamente Jackie Chan perduró en el tiempo, ya que siempre mantuvo su estilo opuesto al de Bruce Lee a pesar de las comparaciones y de las presiones de los productores y directores de cine. En esa época miembros de la prensa lanzaron el rumor que Bruce Lee y Bolo Yeung eran enemigos, que no se soportaban e incluso habían peleado por obtener mayor protagonismo frente a las cámaras, todos estos rumores quedaron en el olvido por la simple razón de que no tienen fundamentos. Todos los involucrados en las filmaciones y allegados a ambos destacan el compañerismo y amistad que tenían dentro y fuera del set de filmación. Bolo nunca buscó imitar a Bruce Lee, sabía que debía seguir su camino y desarrollar su propio estilo, por lo que respetó el trabajo de quien fue su amigo y el pionero del cine de Artes Marciales en occidente. El reconocimiento le tardó a Bolo pero llegó cuando en la década del 80, interpretó al villano Chong Li en Bloodsport, protagonizada por Jean Claude Van Damme. Ambos se conocieron cuando, Van Damme recorría gimnasios y dojos buscando luchadores para Bloodsport, entonces vió a Bolo entrenando pesas en un gimnasio de Hong Kong, tanto Van Damme como el director de la película se dieron cuenta de que era el indicado para interpretar al villano final, a Chong Li. Inmediatamente, fue contratado y no buscaron más a quien podría interpretar al gran villano, los luchadores seleccionados para participar en Bloodsport eran grandes expertos en Artes Marciales pero no contaban con la presencia de Bolo. Se dice que hasta pensaron en el luchador de Sumo para ser el gran villano pero cuando Bolo apareció, el sumotori fue descartado. El sumotori enfrenta al personaje de Van Damme en las semi-finales y su papel se destaca pos su gran físico y fuerza bruta. El personaje Chong Li, se caracterizaba por su crueldad y desprecio hacia los demás, el rol de Bolo fue realizado a la perfección, opacando inclusive a Van Damme. Todos los que vieron la película, recuerdan la contundencia de su personaje, parco en palabras pero generoso en golpes, aparte de brutal con sus adversarios. Chong Li era un luchador coreano, campeón del Kumite y ostentaba el récord de tiempo de finalización de un adversario, que en Bloodsport es superado por Fank Dux (Van Damme). Aparte de esto, Chong Li es un individuo exhibicionista y egocéntrico, que en el torneo anterior mató a un luchador, y en este también lo hace y lo disfruta. Los combates que tiene Chong Li en Bloodsport se destacan por su violencia, la brutalidad del personaje es muy realista, quizás el combate más dramático sea cuando Chong Li derrota al mejor amigo de Dux en el torneo, dejándolo con una grave lesión que lo manda directamente al hospital. El Kumite, en el film es un torneo organizado por la organización de los Dragones Negros, y al cual son invitados los mejores luchadores del mundo, de distintas disciplinas marciales que competirán sin categorías de peso y hasta que uno de ellos no pueda continuar o sea sacado del ring. Por esta razón en el Kumite se pueden ver luchadores de Karate, Capoeira, Muay Thai, Sumo, varios Estilos de Kung Fu, etc. El Kumite se desarrolla en los barrios bajos de Hong Kong, donde reina el crimen organizado, las drogas y las apuestas clandestinas. Obviamente, todo es ficción, menos el nombre Frank Dux, que fue en realidad un luchador americano destacado que ganó varios torneos y obtuvo varios récords marciales. Frank Dux colaboró con Van Damme luego en otras producciones como por ejemplo The Quest, dirigida por Van Damme. Bolo participó en dos de las mejores películas de artes marciales de la historia, Enter the Dragon y Bloodsport, con sus dos mejores exponentes, Bruce Lee en los 70 y Jean Claude Van Damme a fines de los 80 y principios de los 90. Por este motivo, se puede decir que Bolo Yeung se ganó un lugar merecido dentro del cine de Artes Marciales. Antes de filmar Bloodsport, Van Damme tuvo que entrenar bastante su físico y aumentar su masa muscular para que en la pantalla no fuera opacado por el físico de Bolo. Sin Bolo Yeung, Bloodsport no habría alcanzado el éxito que logró, el carisma que desarrolló con su personaje permitió un perfecto equilibrio entre el protagonista y el antagonista. Se debe destacar que en los 80, las películas de Artes Marciales no tenían lugar en el cine, desde Bruce Lee nadie había logrado destacar en este género y los estudios cinematográficos no invertían en estas producciones. Los productores no tenían muchas esperanzas ya que era una película de "Karate", el presupuesto era bajo, el guión era similar a Enter The Dragon y su protagonista desconocido, pero Bloodsport se convirtió en un clásico, Van Damme saltó a la fama y Bolo Yeung se convirtió en el villano más reconocido del cine de Artes Marciales. Más tarde, fue el adversario de Van Damme en Double Impact, una película con un guión un poco débil, carente de ideas pero con buenas escenas de combate, sobretodo la final entre Bolo y Van Damme. Se puede ver claramente la diferencia de la flexibilidad de Van Damme en sus patadas con la contundencia y fuerza imparable de Bolo. En Double Impact, Van Damme interpreta dos papeles, gemelos que son separados siendo bebés y son criados de forma diferente, uno de ellos en Estados Unidos (flexible, experto en patadas), el otro en Hong Kong (criminal, especialista en peleas callejeras); pero con el tiempo se encuentran y descubren al asesino de sus padres, interpretado por Bolo Yeung. Aparte de Bolo, también actúa otro experto en Artes Marciales, Peter Malota, experto en patadas y dueño de una gran flexibilidad, que incluso ha entrenado a Jean Claude Van Damme y participó en varias películas junto a él, por ejemplo: The Quest y The Order. Actualmente, existe un proyecto para filmar la segunda parte de Double Impact con Jean Claude Van Damme como protagonista y Bolo Yeung como el principal adversario. La relación entre Van Damme y Bolo en ambas películas siempre fue buena, pero después del estreno de Double Impact surgieron rumores de que no se llevaban bien y competían constantemente. Después se supo que no era verdad, si bien Van Damme tuvo problemas con varios actores y directores en su carrera, jamás los tuvo con Bolo. En la década del 90, y en el auge del cine de Kickboxing a nivel mundial, participó en varias producciones como Tiger Claws junto a Billy Blanks (creador del sistema Tae Bo) experto en varias Artes Marciales. En Legacy of Rage, se enfrentó en pantalla con el hijo de Bruce Lee, Brandon. En Legacy of Rage (dirigida por Ronny Yu), Brandon necesitaba ganar masa muscular para interpretar a su personaje, por lo que su entrenador de musculación fue Bolo Yeung. También participó como villano en producciones chinas, en las que se enfrentó a grandes luchadores y luchadoras, como la campeona americana de Kung Fu, Cynthia Rothrock, especialista en Wushu que se forjó una carrera brillante en el cine de acción de Hong Kong. El cine de acción de Hong Kong se caracteriza por su ritmo frenético y escenas que implican riesgo físico real. Debido al físico de Bolo, muchos pensaron que no podría ofrecer velocidad en los combates, Bolo demostró lo contrario haciendo gala de gran velocidad en sus golpes y patadas. A pesar de sus papeles de villano, y su aspecto físico imponente; Bolo es un pacifista y aquellos que lo conocen lo describen como un ser humano amable, humilde y bondadoso, completamente opuesto a los personajes que lo llevaron a la fama internacional. En los años 90, Bolo Yeung trató de ser el "bueno de la película" en Shootfighter: Fight to the Death (1992) y en Shootfighter 2: Kill or be Killed (1995), pero sin duda, como villano es mejor. En ambas películas, Bolo interpreta a un maestro de Artes Marciales chino que tiene dos estudiantes que se envuelven en peleas sin reglas, las cuales él no aprueba, pero termina combatiendo para ayudarlos, en Shootfighter 2; se enfrenta a su hermano en la película, un mafioso que maneja un club de pelea, con apuestas y asesinatos. El combate final, se da en una jaula entre ambos, en el cual se puede observar la técnica y la contundencia de Bolo. El actor que interpreta a su hermano no está a la altura de Bolo ni técnicamente ni en cuanto a carisma, por lo que el combate no presenta gran calidad. Su técnica de combate cambia notoriamente desde Bloodsport, no se muestra despiadado ni brutal, utiliza más el Tai Chi, es más técnico y equilibrado. La película es entretenida, sin embargo se extraña a Bolo Yeung como villano, combatiendo con un estilo más brutal y despiadado. Shootfighter no presenta ninguna novedad en cuanto a guión ya que repite la vieja historia de los torneos sin reglas, con luchadores de diferentes estilos y los protagonistas se envuelven por venganza, honor o gloria. El género del cine de Artes Marciales no es tomado en serio por culpa de los bajos presupuestos, pésimos guiones y actores que sobreactúan y no tienen el mínimo carisma en pantalla, muchas veces los protagonistas son grandes campeones de Artes Marciales pero que no tienen ni idea sobre actuación. Por estos motivos, pocos son aquellos que logran cautivar a la gente, por eso no se exhiben en cines, claro que siempre hay excepciones, basta recordar a Bruce Lee, Van Damme, Seagal, en sus mejores épocas. En los 90, Bolo Yeung continuó su carrera en el auge del cine de Kickboxing, cientos fueron los títulos que surgieron, muchos campeones de diferentes federaciones de Kickboxing protagonizaron películas, pero una vez más; solamente los mejores continuaron en el cine. El carisma y triunfo encima del ring no garantiza el éxito en el cine. Con el tiempo, Bolo Yeung pasa a ser uno de los más reconocidos actores marciales del siglo, especialmente en el papel de villano de grandes éxitos del cine. Bolo Yeung quería cambiar su imagen de villano para no ser encasillado en un solo papel, pensaba que el público se cansaría de verlo como el malo de la película, por esta razón comenzó a buscar papeles diferentes a los que había interpretado en el pasado. Interpretó al maestro del personaje interpretado por Billy Blanks en Tiger Claws, un maestro oriental especialista en el Estilo de Kung Fu de la garra del tigre. La película tuvo bastante éxito a nivel videográfico, por lo que contó con una secuela que no tuvo la misma repercusión. Se destacan los combates y los entrenamientos de Billy Blanks y Bolo Yeung. Una vez más, se extraña el papel de villano de Bolo Yeung. Sin ningún lugar a dudas, en los 90 fue cuando Bolo Yeung participó de mayor cantidad de películas en Estados Unidos, el Kickboxing era el rey de las películas de Artes Marciales y generaba grandes ganancias a quienes las filmaban. Incluso actores que nunca habían practicado Kickboxing o cualquier Arte Marcial querían protagonizar películas de este género, por eso se desgastó tan rápido, la falta de calidad consumió el género del cine de Kickboxing y a fines de los 90 desapareció sin dejar huellas. Lo mismo ocurrió con los ninjas en los 80, se realizaron buenas películas que tenían buena aceptación pero la calidad empezó a bajar y terminaron causando risa, el género se desvalorizó y pasó a ser ridículo. En Hong Kong, muchos jóvenes actores se han inspirado en Bolo Yeung para interpretar papeles de villano en el cine de Artes Marciales, han entrenado físico culturismo, levantamiento de pesas y diferentes Estilos de Artes de combate, hasta la fecha nadie ha logrado alcanzar la fama de Bolo. Es similar a lo que ocurrió con Bruce Lee, sus imitadores desaparecieron. Para interpretar cada uno de sus papeles en el cine, Bolo se prepara con gran anticipación, es un perfeccionista que siempre se muestra en la mejor forma física en cada película, en sus comienzos muchos críticos dudaban de su calidad marcial, pensaban que era solamente una montaña de músculos que atacaba como una máquina trituradora, sin técnica; el tiempo demostró que los críticos estaban equivocados. Bolo Yeung es un fanático del entrenamiento, entrena diariamente 2 horas de pesas, seguido por formas de Tai Chi y entrenamiento de potencia, sigue una dieta equilibrada y saludable, aparte se mantiene alejado de los excesos. Actualmente, Bolo continúa realizando apariciones en producciones de Hong Kong, y se rumorea que podría aparecer en la próxima película de Van Damme, Kumite; la secuela de Bloodsport, con el papel que le dio fama a nivel mundial, Chong Li.
Los mejores videos de Bolo Yeung los encuentras en:

4 comentarios:

  1. Está interesante tu blog mi chavo, pero como humilde consejo trat de h¡no hacer taaan largo el post, resume, trata de darle un giro más personal a ti post y ahorrate algunos datos q pudieran ser irrelevantes. Nos seguimos viendo por acá! Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, tienes razón. Tengo mucho material y a veces se me va la mano. Espero tu visita nuevamente. Tu comentario me sirve para mejorar el blog. Saludos de Oz.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que a mi me gustan todos los detalles. Saludos desde Paraguay

    ResponderEliminar