lunes, 14 de junio de 2010

MICHEL QISSI

Michel Qissi (cuyo nombre real es Mahoma Qissi) nació el 12 de septiembre de 1962 en Marruecos.
Es hermano de los también actores Abdel y Youssef Qissi, que ingresaron al cine gracias a la ayuda de Michel.

A los siete años se trasladó a Bélgica e inmediatamente ingresó a un gimnasio a entrenar Boxeo en Bruselas. En ese mismo gimnasio conoció a un niño tímido y estudioso que comenzaba a entrenar Karate Shotokan, ese niño era Jean Claude Van Damme. El gusto por los deportes de contacto los llevó a entablar una gran amistad e intercambio de conocimientos marciales, poco después compartieron también el gusto por el cine marcial y su máximo ídolo, Bruce Lee.

Michel Qissi era un niño tranquilo y junto a sus hermanos le gustaba practicar deportes, y en su juventud comenzó a entrenar con pesas para complementar su trabajo físico.
A pesar de los dos años de diferencia que tenía con Van Damme eran amigos inseparables, por eso cuando Qissi contaba con 16 años y Van Damme con 18 años decidieron ir al Festival de cine de Milán para ver a actores e intentar contactar a productores y directores de cine, el sueño de ambos era trabajar en el cine. En el festival conocieron a varios productores y esto los alentó a ir a Norte América en busca del “sueño americano”.

Algún tiempo después, mientras Van Damme enseñaba Karate en su gimnasio y Qissi trabajaba en Bruselas, decidieron dejar todo en Bélgica e ir a Estados Unidos. Así comenzó la aventura de ambos, los primeros tiempos fueron muy difíciles, no conseguían trabajo en el cine y trabajaron en varios rubros para sobrevivir.
En 1986 lograron conocer a Menahem Golan, propietario de Cannon Pictures, especialistas en películas de acción, productora donde trabajaban astros como Chuck Norris que era el mayor referente del cine marcial de esa época.

Michel Qissi estaba muy ilusionado por trabajar para Cannon Pictures, su primer trabajo en esta productora fue Bloodsport (1988) protagonizada por Jean Claude Van Damme, donde Qissi tiene el papel de Sean Paredes, un luchador brasileño que es derrotado por Chong Li (Bolo Yeung) de forma brutal en el Kumite.
El mismo año, Michel Qissi también trabajó con su amigo en la película Black Eagle, protagonizada por Sho Kosugi, Qissi fue quien ayudó a Van Damme en su entrenamiento al igual que en Cyborg (1989), pero trabajando detrás de cámaras.

Pero en 1989, Michel Qissi tuvo su gran oportunidad, el director de Kickboxer buscaba el villano para enfrentar al protagonista interpretado por Van Damme. Buscaba a un tailandés alto, con gran físico, practicante de Muay Thai y capaz de representar a un villano despreciable. La película tendría escenas filmadas en Bangkok, por lo que Van Damme empezó a buscar en los gimnasios Thai un tailandés capaz de representar a Tong Po. Pero no encontró a nadie con tales características, por eso junto con Michel Qissi y un maquillador famoso que trabajó en Cyborg, decidieron crear al villano.
Michel Qissi con la cabeza rapada, una trenza falsa y maquillaje convenció al director para ser Tong Po, en Kickboxer. Su trabajo fue impecable y pasó a ser uno de los villanos del cine marcial más conocidos.

Su papel de Tong Po tuvo tanto éxito que fue la razón de que se realizaran las continuaciones de Kickboxer, en la segunda parte Van Damme no aceptó participar pero Qissi volvió a dar vida al despreciable Tong Po. Lástima que el protagonista (Sasha Mitchell) no estuviera a la altura de la película y el resultado final no fue el esperado.
En 1990, Michel Qissi tuvo un pequeño papel en la película Lionheart, además fue coreógrafo de combates y ayudó a Van Damme a entrenar.

Su carrera al comienzo siempre se desarrolló junto a su amigo Van Damme, pero en 1993 debutó como director en la película Double Target basada en el guión escrito por su esposa Francesca Jeannette. La película obtuvo buena aceptación pero no llegó al éxito logrado por las primeras películas de Van Damme.
Michel Qissi también ha trabajado en películas poco conocidas como Karate Tiger 3 y Bloodmatch, sin grandes repercusiones.

Aparte de actuar, coreografiar combates y dirigir, Michel Qissi también creó junto a su amigo y profesor Beom Lee la FMCC, una organización que se dedica a preparar a gente que desea trabajar en el cine marcial.

Michel Qissi fue un gran soporte en la carrera de Van Damme, lo ayudó en sus comienzos e incluso lo acompañaba en las giras de promoción de sus películas, fue su compañero de entrenamientos y participó en la creación de las coreografías marciales más destacadas de su filmografía. Pero cuando dejó de trabajar con él, Qissi no tuvo éxito en el cine y su trabajo fue relegado a las películas de serie B.
Aún así será recordado por su excelente trabajo como Tong Po y por la película que inauguró un nuevo género de cine marcial a comienzos de los años 90.

12 comentarios:

  1. Hola!!

    Permíteme presentarme soy Gillian administradora de un par de webs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos y el diseño me gusta. me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. si estás de acuerdo no dudes en escribirme

    Éxitos con tu blog.

    Gillian Silva

    gilixitana@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Gran entrada esta ;)
    La verdad es que mi película favorita de Van Damme es "Kickboxer" (aunque me queda mucho cine suyo por ver). Y uno de los matices que tiene la película, y que destaca sobre otras que he visto de este actor, es la interpretación de "malo" de Michel Qissi, que se luce en su papel. No sabía que hubiese segunda parte, igual la busco y me la veo.
    Buen trabajo con el Blog, se nota gran dedicación en las entradas. Cuídate, nos leemos ^^

    Kuma
    http://vivenciasfrikis.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Gracias Kuma, si no has visto Kickboxer 2 no esperes que sea como la primera. El protagonista es otro y se filmó porque el público quería ver a Tong Po nuevamente en acción. Pero Sasha Mitchell no estaba a la altura de los combates. Me alegra que te gusten los posts y por supuesto nos leemos.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  4. Gran post, la verdad es que de los villanos del cine de artes marciales, tong po es el que mas miedo inspira. Una pregunta: Michael Qissi es tambien el mongol malo de la pelicula "the quest"?

    ResponderEliminar
  5. Es verdad que en la vida real practicaba con columnas de concreto (pateandolas) como lo hace en una de sus pelis o es solo un mito???

    ResponderEliminar
  6. Apologod el mongol malo de The Quest es su hermano Abdel Qissi (encuentras su biografía en este blog)
    Rodrg es un mito, Qissi no es un thai boxer real, solamente un actor.
    Muchas gracias por comentar, saludos, Oz.

    ResponderEliminar
  7. Y el mongol malo THE QUEST es el que pelea en corazón de León ...BUEN POST FELICITACIONES

    ResponderEliminar
  8. Tuve oportunidad de conocer a Qissi, es un hombre muy serie, no bebe, no fuma y es sumamente religioso. En la sesión fotográfica pude percibir que era un hombre de "ring", venía del boxeo y de los deportes de contacto, es eficaz en combate, pero no espectacular ante la cámara, por eso no triunfó en el cine, sin embargo es un buen coreografo.

    ResponderEliminar
  9. Leí la entrevista que le realizaste y como se sorprendió de que lo conocieras sin el maquillaje de Tong Po (su papel más memorable). De hecho las secuelas de Kickboxer se realizaron por su papel y no por el trabajo de Van Damme, realmente extraño a los villanos carismáticos como Qissi o Bolo Yeung.

    ResponderEliminar
  10. Qissi por su apariencia física, es de esas personas que imponen, a pesar de ser amable y simpático, el sexto sentido te advierte que ojo, puede ser un rival a tener en consideración.

    ResponderEliminar
  11. la verdad cambien el color negro del blog o pongan letras de color suave un poco mas gris que dañan la vista al quedarse leyendo. cuando quitas la vista despues de leer bastante se te quedan pegadas en la vista.

    ResponderEliminar
  12. sasha mitchell no lo hizo tan mal, tiene su propio estilo!!

    ResponderEliminar